TIBURONES EN CASA: ¿QUÉ MIEDO?

tiburones en casa - zorro marino

Zorro marino

Muchas veces hemos oído a profanos sentenciar que aquí en el Mediterráneo no hay tiburones. Esta afirmación me pareció desde pequeño más un anhelo que una realidad contrastada. Si los tiburones habitan todos los mares del mundo ¿cómo no van a existir en nuestro Mediterráneo?. Los años y la experiencia se encargaron de confirmar mis sospechas, hay tiburones en casa, eso si, pocos si nos comparamos con otras latitudes. El Mediterráneo fue otrora centro del mundo conocido, grandes civilizaciones se desarrollaron en sus orillas. Milenios de explotación y desconocimiento han eliminado casi por completo nuestra población de escualos.

Tintorera

Tintorera

Hoy es más fácil ver un tiburón muerto capturado por accidente (o no), moribundo en la playa o troceado en la pescadería que nadando en el agua. Lo triste es que la inmensa mayoría de la población prefiere que sea así. Puede que estas sean las criaturas más irracionalmente temidas del mundo, nadie quiere que una aleta cortando la superficie le impida disfrutar de sus merecidas vacaciones estivales. En cualquier caso, tenemos tiburones, varias especies además. Se cuidan mucho de dejarse ver pero de vez en cuando hacen acto de presencia y…..se dispara la psicosis, selacofobia se llama. Tintoreras, Marrajos, Cañabotas o Zorros Marinos son unos pocos ejemplos. Tenemos incluso a un leviatán, el Tiburón Peregrino y el paradigma del terror, el Gran Blanco. Con esfuerzo, poco a poco se ha conseguido que cualquiera con dos dedos de frente asuma que los tiburones no tienen ningún interés especial en nosotros, que hay cientos de especies y que de entre ellas sólo unas cinco han protagonizado accidentes. Ya es algo, pero de ahí a aceptar su presencia en el lugar de veraneo hay un amplio abismo en el que hay que empezar a trabajar, sólo así su población mediterránea y la salud del Mare Nostrum podrá recuperarse.

Aleteo

Aleteo

La sopa de aleta de tiburón, plato conocido por todos, cada día es más impopular, cada vez hay más voces en contra del aleteo actividad en la que España, por cierto, ocupa el podio mundial ¿lo sabíais?. Es de esperar por tanto que la presencia de escualos se haga cada vez más común. Hace tiempo habían grandes bancos de cornudas (tiburones martillo) y una buena población de tiburones blancos en Baleares. Imaginad el recurso económico que supondrían en términos de turismo de buceo. Ya no haría falta cruzar el mundo para encontrarse con ellos. Quizás habría que cerrar algunas zonas al baño pero ese nuevo turismo de buceo y avistamiento, adecuadamente regulado, compensaría con creces. Con un poco de suerte ese momento llegará, a las poblaciones costeras y a sus representantes políticos les tocará decidir. Los políticos ya sabemos que se rigen por el beneficio económico y su amplitud de miras se limita a los cuatro años.

Turismo

Turismo

Es la población, debidamente informada sobre la importancia ecológica de los tiburones como máximos depredadores del océano, el ecosistema más extenso y determinante del planeta quienes deberán exigir a sus representantes que en lugar de matar a los tiburones y seguir explotando un modelo caduco de turismo de sol y playa apuesten por un modelo nuevo que no comprometa la salud de nuestro mar. Un modelo en el que los tiburones dejen de ser monstruos para ser benefactores de las localidades donde habiten.

CMT

tiburones en casa - noticia

 

 

Os invitamos conocer a otras asociaciones y organizaciones en nuestra sección colabora. También podéis seguir los artículos que algunas de ellas publican en el blog o seguirnos en FacebookTwitter o Instagram. Además podéis formar parte de nuestro Salón de la Fama para lo que sólo tenéis que enviarnos vuestra foto recogiendo algo de la playa, seáis surfistas o no.

Surf ANd Clean es una asociación creada por surfistas para dar a conocer el grave problema que supone nuestra basura en el mar, también llamada basura marina.

Un comentario:

  1. Pingback: Surf Gijón » TIBURONES EN CASA: ¿QUÉ MIEDO?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *